Datos clave de la importancia de la cadena soja en la economía nacional

De acuerdo al último informe de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario «entre el conjunto de sectores productivos de la Argentina, las cadenas agroindustriales tienen un peso muy relevante en la economía nacional, que se refleja en el agregado de indicadores socio-económicos claves a nivel país».

Dentro de estas, es imposible no destacar la importancia del complejo soja, que tiene un rol central en el agregado de valor, la ocupación de mano de obra, aportes al fisco y a la generación de exportaciones que provee las divisas necesarias para el desarrollo del país. En este sentido, se analiza una caracterización de los principales aportes que realiza dicha cadena productiva dentro de la economía Argentina y destacando, a su vez, el rol que adquiere en el comercio mundial.

Producción y área sembrada

«La soja es la principal oleaginosa sembrada en nuestro país, concentrando una participación en torno al 90% del área total de los principales cultivos de esta variedad en Argentina (soja, girasol, colza, lino y maní)», afirman los investigadores.

Si tomamos el promedio de las últimas 5 campañas, la soja es el principal grano en producción nacional, promediando una producción de 51 millones de toneladas anuales en el período. Aun así, ya en la última campaña fue destronada por el maíz, y se espera que esa tendencia se repita en la campaña actual (48,5 Mt de maíz vs 45 Mt de soja proyectadas en la 20/21 según estimación GEA-BCR del mes de marzo 2021).

En la 2020/21 se estima que se sembraron 17,2 millones de hectáreas de soja, manteniéndose contante entre campañas. En los últimos 20 años, el área destinada a la oleaginosa creció un 60% en Argentina, sin embargo, se aleja del récord de las 20,3 Mha que se sembraron en la 2014/15.

«La provincia de Buenos Aires concentró el 30% del área sembrada de soja en la campaña actual, con Córdoba representando el 26% del total, Santa Fe el 18%, Entre Ríos el 7%, La Pampa el 3%, y con resto repartido entre las demás provincias», agrega el informe.

Por cierto, «en las últimas 5 campañas, la siembra de soja de primera representó en promedio 75% del área sembrada en total, con el restante 25% siendo soja de segunda ocupación. Esta proporción en soja de primera ha ido disminuyendo en los últimos años, dado que hace unos 10 años la participación alcanzaba valores cercanos al 85% del total», comenta.

Comercio exterior

Respecto al sector externo, el complejo soja es el principal generador de divisas en la economía Argentina. En el último año, realizó un aporte de US$ 14.865 millones, representando el 27% de las exportaciones argentinas según datos preliminares publicados por el INDEC. Considerando el período bajo análisis 2013-2020, en el año 2016 se alcanzó un máximo de participación del 33%, momento en el cual se registra un gran ajuste en las exportaciones totales de nuestro país.

A nivel de productos enviados al exterior por Argentina, destaca en sobremanera “Harina y pellets de la extracción de aceite de soja” al ser el principal producto exportado por nuestro país con US$ 7.805 millones en el año 2020. Luego, en el tercer puesto se encuentra “Aceite de soja en bruto, incluso desgomado” con US$ 3.774 millones y en el cuarto lugar “Porotos de soja excluidos p/siembra” arribando a US$ 2.328 millones. De esta forma, estos tres productos del complejo soja representaron un cuarto de las exportaciones totales de bienes de Argentina en el último año.

Por otro lado, si se contempla la importancia que adquiere el complejo soja argentino en el comercio mundial, nos encontramos entre los principales proveedores de bienes derivados de la soja. Considerando datos publicados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), se espera que Argentina se ubique en el primer puesto en exportaciones 2020/21 de aceite y harina de soja. Mientras que en poroto de soja, nuestro país alcanzaría el tercer puesto.

Por último, siguiendo datos de Naciones Unidas (COMTRADE-UN), Argentina se ubica en el sexto puesto entre los principales exportadores de biodiesel a nivel mundial para el año 2019.

Derechos de Exportación (DEX)

Tal como se pudo observar anteriormente, el cultivo soja tiene una particular importancia en el comercio exterior de bienes debido a las capacidades productivas de nuestro país, sumado a la conformación de un importante cluster de industrias aceiteras y de biocombustibles, que brindan una gran competitividad a nivel internacional a nuestros productos del complejo.

Asimismo, es importante destacar que sobre dicho sector recae una alta carga impositiva en materia de Derechos de Exportación (DEX), que actualmente se ubica en 33% para poroto de soja en grano, un 31% en aceite de soja en bruto al igual que en harinas/pellets de soja y un 29% para el caso del biodiesel.

Según estimaciones propias en base a datos mensuales de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE), exportaciones, precios FOB y tipo de cambio oficiales se arriba a que entre los principales productos exportados por el complejo soja en el año 2020, se realizó una contribución por 225.367 millones de pesos en materia de DEX. Su equivalente en dólares ascendería a US$ 3.149 millones respectivamente y representaría el 58% del total de DEX recaudado en dicho año.

Valor Agregado y Empleo

El complejo soja es, además de una de las principales fuentes de divisas para nuestro país, un importante sector generador de empleo. Siguiendo al informe del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación (2019), el complejo sojero generó en el año 2017 unos 344.865 empleos, el 16% del total correspondiente a todas las Cadenas Agroindustriales y siendo la de mayor peso relativo entre estas.

Por otra parte, también es un importante sector de generación de valor. En el año 2018 el Valor Bruto de Producción del complejo alcanzó los $ 617.132 millones (unos US$ 21.969 millones, al tipo de cambio promedio para dicho año), el 21% del total de las 31 Cadenas Agroindustriales identificadas en el reporte. Por otra parte, el Valor Agregado alcanzó $ 258.433 millones (US$ 9.200 millones) en el año de referencia, concentrando el 20,5% del total de las cadenas y el 2,1% del PBI total a nivel país en 2018.

El 85% del Valor Agregado de la cadena se produce en el sector primario, con el 12% en el sector manufacturero, y con el resto repartido en los demás eslabones.

Fuente: BCR News

Más